5 Consejos para ser + Feliz

“Los pensamientos, sentimientos y creencias positivos son mucho, mucho más fuertes que los negativos.”
 
  • 1. Comienza tu día con POSITIVIDAD
¿Parece complicado? ¿Qué opinas?
Lo que estás pensando, sintiendo y creyendo durante este tiempo tiene un profundo efecto dominó en todo tu día.
Lo más importante para cumplir este primer consejo, es saber manejar ese tiempo necesario por la mañana para poder comenzar con esta positividad. Es decir, si te levantas a contrarreloj para pegar un trago a un zumo o vaso de leche e irte al trabajo… ¿Dónde has tenido ahí tus 5 o 10 minutos de relax para practicar este ritual de positividad?
Y por ritual me refiero a tomarte la mañana con relax para pensar en lo que te depara el día y con qué energía y actitud estás dispuest@ a vivirlo.
 
Otros rituales por ejemplo ya sería sacar ratito para yoga o meditación. Yo prometo que lo he intentado, pero soy 0 constante para seguir estos hábitos, así que simplemente me gusta disfrutar de las pequeñas cosas como es remolonear un poco en la cama con mi pareja, poner música bajito para ir despertándonos, y mientras me prepara el café, yo me preparo y luego desayunamos con esos 10 minutos juntos que no nos quita nada ni nadie.
Eso me hace feliz. Es verdad que no tengo tiempo para reflexionar cómo voy a enfrentarme al día etc, pero lo importante es que me estoy generando una actitud positiva para comenzar de la mejor forma posible.
 
Y así es, se lo que estás pensando, no todas las mañanas pueden ser iguales. Si el no trabaja, da por hecho que o yo me espero a que él se despierte, o hago marcha y desayuno por mi cuenta. Pero la mayoría de veces tenemos nuestro ritual compartido.
¿Qué practicas tú? ¿Qué se te ocurre para empezar bien el día?
Otros ejemplos; pequeñas dosis de música, taza de café o té, tiempo extra para acurrucarte con tu mascota…
 
  • 2. Equilibrar la balanza
Siempre existe cierto grado de negatividad a lo largo del día, da igual que seas la persona más rica, o que tengas el mejor trabajo del mundo. Estamos hechos para ver más fácilmente lo malo que lo bueno, por tanto este consejito es algo más complejo de realizar, pero es estrictamente necesario para que la positividad del comienzo del día no se vaya al traste. ¿Ok? jejeje
Cuántas veces nos habrá pasado algo que nos quite la sonrisa del día, como por ejemplo ir a trabajar y ver el papeleo acumulado y postergado, o atender a un cliente y que no se lleve la garantía adicional del producto y pienses, “uf, vaya comienzo..”
Pues eso, cambia ese chip.
 
Equilibra. Reflexiona. Si entra una de cal, toca la de arena. Ya te irás dando cuenta de como puedes hacer tu mismo que la balanza esté equilibrada.
0111
  • 3. Ríete de ti mismo
Sí, este es muy muy importante.
Hace tiempo aprendí a reírme de los errores. Obviamente esto cuesta, hay errores que es difícil o imposible reírse de ellos, pero en muchos casos lo pongo en práctica, y acabo riéndome de mi misma.
 
Muchas veces me pasa que si se me cae algo al suelo, y a continuación se me vuelve a caer, primero suelto un “mierda” y a continuación me río, Rubén me llama patosa (cariñosamente), y yo me río más aún, y le digo que no tengo remedio… En fin, así consigo ver el lado divertido de ser patosa. Os contaría otros ejemplos, incluso en algunos casos que a él no le hacen tanta gracia pero yo me río igualmente.
 
Ojito con reírse en funerales eh, nada de risa nerviosa, se trata de ver el lado bueno, pero hay momentos que requieren seriedad.
Me dijeron una vez que soy risueña, y así quiero seguir siendo.
 
¡¡Que nada nos quite la sonrisa en la cara!!
 
  • 4. La pregunta mágica
¿Qué ha sido lo mejor que me ha pasado hoy?
Este consejo cuesta de realizar, porque al final del día estamos cansados, incluso tan derrotados o desmotivados a veces que se nos olvida realizarnos esta pregunta tan sencilla.
Seguro que han pasado muchas cosas buenas, y seguro que alguna nos ha marcado el día. Pues rememora las cosas buenas y decide que es lo que más te ha hecho sonreír y disfrutar del presente.
“Pequeñas cosas que tienen significado surgen del ruido mental.”
 
  • 5. Aprende a respirar
Seguuuuuuro que has oído o leído esto demasiadas veces. Por algo será, ¿no crees?
 
“Los patrones de respiración que inconscientemente usamos de momento en momento, día a día, afectan directamente nuestra salud física, nuestros pensamientos y nuestras emociones. Estos patrones también afectan nuestro sutil flujo de energía que puede afectar aún más cada aspecto de nuestra realidad física, mental y espiritual.”
 
Alguna vez me he quedado sin respiración, a continuación me dolía el pecho al respirar, estaba teniendo un momento de ansiedad. Y lo peor de todo es que me podía pasar paseando a los perros, un momento que debía ser tranquilo…
Pues empecé a poner en práctica técnicas de respiración honda para salir de estos momentos de crisis, y os diré una cosa, funcionaban. Es verdad que he seguido teniendo episodios de ansiedad y se veía reflejado en mi respiración. Lo importante era saber salir de esa situación, y aprendiendo a respirar… tienes medio camino hecho.
 
 
Espero que os haya gustado estos consejillos bien útiles. Si los ponéis en práctica me gustaría conocer vuestras opiniones al respecto. Creo que mejorará aunque sea ligeramente vuestro día a día.
 
 
 
 
Foto: Pinterest
Edición foto: Photoscape X

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s